¿Sexo débil?
19007
post-template-default,single,single-post,postid-19007,single-format-gallery,bridge-core-2.5,woocommerce-no-js,extensive-vc-1.7.6,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-23.5,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

¿Sexo débil?

Más allá de que sentimos que el lenguaje y su uso está cimentado en conductas sociales y culturales como mínimo cuestionables, y que encasillar o etiquetar a cualquier género o grupo de personas en una definición que no necesariamente los contiene, es una práctica reduccionista tan afín a instituciones retrógradas como por ejemplo la RAE, somos de los que pensamos que los verdaderos cambios se dan en la acción, en los hechos y jamás en un escritorio.

De allí que nos reímos profundamente, cuando hablando de la definición de “sexo débil”, la Real Academia Española haya enmendado el error que consideraba como tal a un “conjunto de mujeres”, incluyendo recientemente la marca “con intención despectiva o discriminatoria”. Señores y señoras ilustradas. ¡Su definición es despectiva y discriminatoria!

Por el contrario, nosotros pensamos que la fortaleza o debilidad es una característica individual de cada persona. Nunca de un género. Y para demostrarlo nos abocamos a la tarea de retratar actividades de mujeres, que al igual que nosotros, se rían de tanto geronte letrado, y nos ayude a derribar rótulos innecesarios, en este caso, a los golpes.

Comenzamos este trabajo, que pretendemos se convierta en una serie, fotografiando el entrenamiento de una artemarcialista argentina. Nos encontramos con Cynthia Glorioso (si, ¡así de glorioso es su apellido!) en los lagos de Palermo, y para nuestra sorpresa llegó con un brazo enyesado.

Lejos de paralizarnos, este gesto nos ayudó a entender el espíritu de esta brava dama que de debilidad física no tenía absolutamente nada. Entrenando recientemente para una competición se había lastimado su mano, pero eso no impidió que lanzara desenfrenadamente golpes a nuestra cámara.

La intención será seguir retratando esta clase de historias. Decididas y atrevidas mujeres haciendo actividades, ocupando papeles y enfrentando desafíos que hasta hace muy poco la sociedad no esperaba de ellas.

Nuestro trabajo este 2020, como productores de contenidos emocionales, estará dirigido a apoyar emprendimientos y fortalecer estrategias de Triple Impacto.

Por todo esto, comenzamos el año con un golpe.

Sergio Onzari
sergio.onzari@gmail.com
1 Comment

Post A Comment